En una oficina, una mala iluminación puede ser molesta e incluso puede llegar a afectar tu trabajo. Por eso, es muy importante colocar una atención muy especial a la luz que te ayudará a realizar tus labores cotidianas; toma en cuenta estos cinco aspectos y logra ese ambiente perfecto para trabajar.

En áreas comunes

Uno de los retos más importantes para los lugares de trabajo, consiste en crear espacios adecuados. Estos, deben ser seguros y también deben brindar un confort que permita al trabajador desempeñar sus labores cómoda y armónicamente. Aquí es donde la iluminación juega un papel importante.

En las áreas comunes,  se debe optar por un tipo de iluminación general, que permita a los trabajadores moverse con facilidad mientras observan claramente los objetos que los rodean. Para lograr esto, se recomienda colocar luminarias en los techos y paredes según sea la intensidad de luz que se necesite.

Espacios de reunión

Las zonas de reunión requieren una iluminación muy especial. En estos lugares, la atención se debe centrar en determinados puntos que permitan la atención máxima de los presentes. Usualmente, son salones de reunión o salas de juntas las que suelen necesitar este tipo de instalaciones.

En estos lugares, una iluminación puntual ayudará a que los miembros de una reunión centren su visión en la mesa y no en el resto de los objetos que los rodean. Es recomendable utilizar lámparas tipo flexo o de suspensión en estas situaciones.

Zonas de descanso

Las zonas de descanso buscan relajar a los colaboradores o dar una buena impresión a los visitantes. Están diseñadas para crear un ambiente fresco donde las personas puedan relajarse y disfrutar un tiempo de ocio.

Es común adornar estos espacios con una iluminación decorativa. Algunas empresas, incluso la utilizan para reforzar sus colores corporativos o dejar en claro a sus invitados el apego que su personal tiene a la compañía.  

Para lograr esto, se suele recurrir a las lámparas de pie y luminarias, estas crean un efecto cálido que relaja a los espectadores y se amoldan perfectamente a las imágenes corporativas de las oficinas de hoy en día.