Como lo explicamos en este artículo, las conexiones o circuitos eléctricos buscan equilibrar las cargas positivas y negativas. Esto se logra con la interconexión de varios elementos que llevan la carga eléctrica desde los objetos que la producen hasta los que la utilizan o consumen.

¿Cuántos tipos existen?

En el mundo de la electricidad, nos topamos con diferentes tipos de circuito. No obstante, en electricidad básica, podemos catalogar cinco principales categorías. Estas son: en serie, en paralelo, mixtas, simple y corto circuito.

Conexiones en serie

Este tipo de circuitos son conocidos por que todos los elementos se encuentran enlazados de una forma muy particular. En este tipo de conexiones, la salida de un objeto es la entrada del siguiente, permitiendo así el paso de corriente. 

Una de las principales desventajas de este tipo de conexión radica en que objeto depende del funcionamiento del anterior. Es decir, si una parte de la serie falla, todos los elementos que le sucedan, también lo harán.

Conexión en paralelo

Este circuito es el más cotidiano de todos. Su gran fama se debe a que es considero uno de los más estables.

Al alienar diferentes receptores de forma paralela, la corriente se reparte en distintas ramas del circuito, por lo que si uno de los objetos deja de funcionar, el resto siguen trabajando con normalidad.

Conexión mixta

Como su nombre lo dice, la conexión mixta es una mezcla neutral entre los circuitos paralelos y las series.  En este tipo de conexiones, suele utilizarse elementos en serie cuando es necesario y también incluir conexiones paralelas que le den una mayor estabilidad a la corriente.

Conexión simple

Es quizá la más básica de las conexiones. Aquí podemos encontrar tres o dos elementos, principalmente compuestos por el generador de energía, el consumidor y en ocasiones otro objeto como un interruptor, un motor o un zumbador.

Corto circuito

Una de las palabras más famosas de la electricidad. Se da cuando la corriente no encuentra algún elemento de resistencia dentro del circuito, por lo que se provoca una anulación total o parcial de la electricidad.

Es muy importante tener cuidado de no realizar algún circuito eléctrico después un corto circuito, por que los receptores no funcionarán y puede ser peligroso para ti.